EL VOLUNTARIADO CORPORATIVO

El voluntariado corporativo es una herramienta más del programa de Responsabilidad Social Corporativa de la compañía. En la misma, determinadas personas de la empresa realizan acciones de voluntariado en favor de la sociedad, a través de una organización social, y en el marco de un acuerdo de colaboración entre ambas partes, empresa – entidad.

En ésta actividad son claves  los siguientes factores:

  • La aportación del capital humano, en forma de conocimiento, competencias, valores… para apoyar los principales retos a los que se enfrentan las comunidades locales en las que operan.
  • La cultura corporativa de la empresa y el valor que genera en el grupo humano en forma de mejoras en el desempeño y aumento del sentido de pertenencia.
  • Se trata de un incentivo que mejora la percepción de la marca, a nivel interno y externo, y la reputación de la compañía si se comunica de la forma adecuada.

Por tanto, el voluntariado corporativo es una práctica de valor añadido para la sociedad, la empresa y el propio empleado, si se establece, implanta, evalúa y reconoce correctamente. Para una correcta conceptualización y gestión tienen que estar presentes unas condiciones básicas dentro de la empresa, de modo que el programa de voluntariado resulte creíble, legítimo y aceptado por parte de los empleados.

Para que el programa tenga éxito se deben dar una serie de pautas que promuevan e incentiven la participación de los trabajadores:

  • Una gerencia convencida y decidida a llevar a cabo una estrategia de RSC en la empresa.
  • Una planificación coherente con la cultura corporativa de la empresa y sus valores, con objeto de integrar el plan en la estrategia global de le compañía.
  • Un clima laboral adecuado que fomente el desarrollo personal del trabajador y lo implique en el día a día de la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *