VOLUNTARIADO CORPORATIVO

En los tiempos complejos a los que nos enfrentamos, se requieren respuestas solidarias por parte de la sociedad. La cuál, debe contribuir a paliar las múltiples desigualdades que se producen, iniciando acciones que mejoren la vida de las personas.

Las empresas deben devolverle al entorno lo que éste les aporta y, en consecuencia, el voluntariado corporativo puede ser un buen elemento de contribución en el que miembros de la organización, libremente y sin ánimo de lucro, deciden dedicar una parte de su tiempo en favor de otros.

La empresa debe convertirse en un agente fundamental de desarrollo en las comunidades donde se encuentra, no solamente como generadora de empleo y riqueza, sino como un elemento que aporta otros valores al entorno que le rodea: medioambientales, cultura- les, humanitarios…

Y esta actitud debe ser adoptada no sólo por cuestiones filantrópicas sino como un elemento estratégico pleno de innumerables ventajas competitivas. Cada vez es más rentable, desde el punto de vista del mercado, ser considerado socialmente comprometido. La imagen social que transmite la empresa, se integra en los beneficios que transmite el producto, aportando un mayor valor añadido al consumidor.

¿Qué es el voluntariado corporativo?

El voluntariado corporativo es una herramienta más del programa de Responsabilidad Social Corporativa de la compañía. En la misma, determinadas personas de la empresa realizan acciones de voluntariado en favor de la sociedad, a través de una organización social, y en el marco de un acuerdo de colaboración entre ambas partes, empresa – entidad.

Puede encontrar más información al respecto en la siguiente entrada.

Beneficios del voluntariado corporativo

Para la empresa:

  • Mejora el ambiente laboral creando nuevos vínculos entre sus trabajadores.
  • Fomenta la interacción y el trabajo en equipo.
  • Aumenta la motivación en pos de un objetivo solidario común.
  • Genera relaciones horizontales en el entorno laboral que mejoran la convivencia y la colaboración entre iguales.
  • Mejora de la imagen de la empresa y su contribución a crear un mundo mejor.
  • Desarrolla un sentimiento de proyecto social común
  • Potencia la estrategia de RSC
  • Mejora la relación con la comunidad

Para las entidades sociales:

  • Supone una nueva vía de captación de voluntariado.
  • Se producen nuevas alianzas que posibilitan el desarrollo de relaciones más duraderas y la generación de nuevas sinergias.
  • Genera más recursos

Para los trabajadores de la empresa:

  • Nuevos espacios de interacción entre los trabajadores que mejoran las relaciones entre ellos.
  • Relaciones horizontales informales que mejoran las relaciones internas.
  • Fomenta el orgullo de pertenencia entre los miembros de la misma.
  • Aumenta el conocimiento y el entendimiento entre los trabajadores.
  • Desarrolla nuevas competencias y habilidades.
  • Promueve la integración de intereses personales.